Saltar al contenido
Probióticos

Probióticos para niños

probioticos para niños

Cada vez es más común el uso de probióticos para niños, ya que mejora la flora intestinal de tu pequeño o pequeña. Además, proporciona una serie de beneficios que sirven de protección contra otras enfermedades intestinales.

probioticos para niños

Debido al aumento de información acerca de este tipo de producto, sabrás cada vez más cómo afecta los probióticos a tu microbiota, mejorando significativamente la misma. Por supuesto, su uso se ha extendido y ahora, no solo ayudan a los adultos, sino también irás conociendo cada vez más lo beneficioso que son los probióticos para niños.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en una cantidad suficiente, aportan un conjunto de bacterias beneficiosas para nuestros intestinos. Los probióticos regeneran y enriquecen la microbiota gastrointestinal, una serie de bacterias que viven en nuestro organismo. Los probióticos están presentes de forma natural en muchos alimentos fermentados, pero también pueden elaborarse en un proceso farmacéutico, dando lugar a los suplementos probióticos que podemos encontrar en la farmacia o a la venta a través de internet, herbolarios, etc.

que son los alimentos probióticos

Si quieres conocer más información acerca de qué son los probióticos, hemos preparado para ti un artículo dedicado a ello.

Probióticos para niños, ¿para qué sirven?

Según un informe publicado por la Asociación Española de Pediatría de atención primaria (AEPap), demuestra que el uso de probióticos para niños son eficaces para determinadas situaciones, las cuales son las siguientes:

Probióticos en niños con diarrea aguda

Se ha demostrado que el uso de ciertos complementos probióticos ayudan a la rehidratación oral, consiguiendo reducir la intensidad y duración de los síntomas de la diarrea aguda. Queda demostrado, que el uso de los probióticos sirven tanto para su prevención como para el tratamiento de dicho virus.

Según el estudio realizado por la AEPap, para logar conseguir lo dicho anteriormente, se deben consumir los siguientes probióticos: Saccharomyces boulardii, el Lactobacillus GG y el Lactobacillus reuteri.

Diarrea asociada con antibióticos

Los antibióticos son medicamentos que fueron desarrollados para combatir ciertas bacterias que provocan en nuestro organismo distintas infecciones. Sin embargo, además de eliminar las «bacterias malas», también hace desaparecer alguna que otra «bacteria buena», afectando de esta forma a la flora intestinal.

El pediatra al que sueles acudir será quien te recete el probiótico que mejor se adapte a la situación de tu niño o niña, aunque debes saber, que el consumo de los probióticos se debe comenzar antes de que aparezca la diarrea para una mejor prevención.

Según el informe publicado por la AEPap, los probióticos más específicos que debes utilizar son: Saccharomyces boulardii y el Lactobacillus GG. A modo de ejemplo, hemos seleccionado el siguiente probiótico, que ha sido desarrollado para niños de la edad comprendida de entre 3 y 6 años. ArkoLevura, de laboratorios Arkopharma, ayudará a los más pequeños con las infecciones intestinales.

arkolevura probioticos para niños

Enterocolitis necrosante

La enfermedad Enterocolitis necrosante afecta a un gran porcentaje de los nacimientos prematuros. Esta enfermedad produce la destrucción de ciertas partes del intestino. Es una enfermedad que puede ser mortal para muchos de los bebés prematuros.

Según los ensayos clínicos del estudio de la AEPap, se ha podido comprobar una reducción del riesgo de padecer dicha enfermedad y de la mortalidad en bebés prematuros con un peso inferior a 1,5 kilogramos. Los probióticos para bebés que han sido suministrados son: Bifidobacterium infantis, Streptococcus thermophilus, Bifidobacterium bifidum y Lactobacillus acidophilus.

Cólico lactante

El cólico lactante es una etapa de episodios de llantos excesivos y persistentes que afecta, al menos, al 20 % de los bebés en los 3 primeros meses de vida. Es una etapa en la que tanto los papás como los bebés lo pasan fatal, ya que se acorta de forma nefasta las horas de sueño debido a los dolores que le produce el cólico lactante.

En el estudio realizado, se ha podido comprobar la reducción de episodios de llantos producidos por dicho cólico a las tres semanas del nacimiento del bebé. Para dicha comprobación, se empleó la administración del probiótico Lactobacillus reuter.

Infección Helicobacter pylori

Es una bacteria que produce infecciones en el estómago. Dicha bacteria es tediosa de eliminar del organismo, produciéndose la administración de antibióticos durante más días de la cuenta. Por ello, el uso de probióticos hará tener menores efectos secundarios ligados al tratamiento erradicador. Los probióticos utilizados en el ensayo clínico son: Saccharomyces boulardii y Lactobacillus casei.


Si deseas conocer los diferentes artículos sobre alimentos probióticos que hemos preparado para ti, solo tienes que hacer clic en uno de ellos y conocerás toda la información.


¿Cómo administrar los probióticos para niños?

Actualmente, los probióticos para niños lo puedes encontrar en el mercado de dos formas diferentes:

  • Alimentos probióticos. Hay muchos alimentos del mercado que están enriquecidos de probióticos, como los yogures probióticos o el kéfir. También, tienes la opción de hacer kéfir casero o kimchi coreano en casa.
  • Suplementos probióticos. En el mercado existen muchas opciones a las que puedes acudir, pero siempre teniendo en cuenta el problema a tratar.

Efectos secundarios de los probióticos para niños

Según el estudio realizado por la AEPap, la administración de probióticos en niños sanos se ha demostrado con el transcurso de los años como segura, quedando reflejado el escaso número de complicaciones publicadas relacionadas con su uso.

Por ello, es fundamental consultar siempre con el pediatra, seguir sus indicaciones en cuanto a administración, y leer correctamente el etiquetado del producto