Saltar al contenido
Probióticos

Beneficios del miso

miso

El Miso es sin duda uno de los alimentos probióticos más conocidos. Los beneficios del miso son indiscutibles. Los japoneses recomiendan que la única forma en la que la soja debería ser consumida es fermentada.

beneficios del miso

Si no tienes muy claro qué es el miso, échale un vistazo al artículo que hemos preparado en El Blog de Probióticos, ¡con vídeo incluido!.


Propiedades del miso

El miso es un alimento probiótico muy completo y saludable, pues contiene un alto porcentaje de proteínas de gran calidad, provenientes de la soja:

  • Posee carbohidratos, fibra, enzimas y lípidos.
  • Contiene zybicolin y altas concentraciones de isoflavonas.
  • Es rico en aminoácidos esenciales y minerales como calcio, hierro, zinc, magnesio, y fósforo.
  • Es el perfecto condimento y sustituto de la sal.
  • Es una buena fuente de vitaminas del grupo B, especialmente B12. También contiene vitaminas del grupo A y E.
  • Posee ácido dipicolínico, un alcaloide que elimina metales pesados del cuerpo.
  • Contiene ácido linoleico, ácido fólico y lecitina.
  • Casi todas las variedades están libres de gluten salvo la mugi de cebada.
  • De manera específica, el miso tiene 199 calorías por ración de 100 gramos, y es muy rico en sal, tiene 3728 mg por cada 100 gramos. Aporta fibra alimentaria y también proteínas hasta 12 g por ración de 100 gramos. Con respecto a su aporte de vitaminas y minerales, tiene vitamina A, vitamina B6, calcio, magnesio y potasio. Recuerda que siempre se deben usar cantidades muy pequeñas de miso, por lo que su aporte de macronutrientes (proteínas o carbohidratos) no nos debe servir como referencia de aporte diario.

Beneficios del miso

Debido a sus propiedades nutricionales y a los grandes aportes que ofrece al organismo y a la salud, el miso es un producto muy recomendado. A continuación mencionaré algunos de sus atributos:

  1. Efecto probiótico. Posee la capacidad de colonizar los intestinos con enzimas vivas que reconstituyen la flora intestinal favoreciendo la digestión, mejoran la absorción de nutrientes, aminorando trastornos intestinales puntuales como estreñimiento y diarrea.
  2. Buen alcalinizante. Aporta muchos minerales y favorece la eliminación de la acidez del organismo causada por alimentos acidificantes como el azúcar blanco, los alimentos refinados y las grasas animales.
  3. Poder antioxidante. Ayuda a depurar sustancias tóxicas de organismo a través de la eliminación de radicales libres.
  4. Ayuda al corazón. Contiene ácido linoleico y lecitina, dos sustancias vasodilatadoras que favorecen la reducción de los niveles de colesterol malo y evita el endurecimiento de las arterias.
  5. Embellece piel y pelo. Si hay correcta excreción mejora el aspecto y la salud de la fibra capilar y del tejido cutáneo. Debido a su aporte de nutrientes antioxidantes.
  6. Aumenta la energía. Aporta hidratos de carbono, glucosa de fácil asimilación. Además las proteínas, vitaminas y aminoácidos esenciales que contiene, previenen los bajones de tensión y aportan vitalidad.

Es recomendable no abusar del miso, ya que es un alimento muy concentrado. La cantidad de miso no debería exceder de dos cucharadas al día  por persona. Incorpóralo siempre en el último momento sin  hervir porque el calor altera sus propiedades beneficiosas y teniendo en cuenta que es un alimento salado y energético es mejor consumirlo por la mañana o al mediodía si queremos conciliar mejor el sueño.